Simplemente me harté

Por: Paula Gallego.

Me cansé de levantarme antes que mis hijos y llegar a casa después de cenar, me cansé de tener las cuentas llenas de dinero pero sin mucho tiempo de poder viajar. Me cansé de sentirme estresado en las noches y no poder descansar…

Me imagino que fueron algunos puntos en la lista que hizo renunciar al presidente de Bancolombia, el banco más poderoso de Colombia y uno de los más influyentes de Latino América. Su historia aquí.

Cada vez son más los “presidentes de Bancolombia” que renuncian a una vida de éxito pero sin duda de ataduras.

Conozco muchos ejemplos de personas que han dejado su trabajo “estable” para irse a aventurar como independientes, para viajar, o simplemente para disfrutar a sus familias.

Rayando en los 40, vengo de una generación donde nos enseñaron a que no estudiar no era una opción, trabajar duro en la juventud e ir ascendiendo para “conseguir” y después disfrutar en la vejez, era el camino.

Actualmente estamos entrando en lo que yo llamaría “la era del goce”. Todo aquello que nos brinde satisfacción inmediata es lo que nos mueve. “¿Para que matarnos trabajando y dejar a nuestros niños en manos de empleadas o en las escuelas hasta casi la hora de cenar?
“¿Para que quiero ahorrar para comprar una casa, si ahora que tengo la edad ideal para viajar es cuando necesito ese dinero?

Son preguntas que miles de personas se hacen hoy en día. A este grupo pertenecen los tan nombrados millennials, que son los nacidos entre 1981 y 1995 que mueven actualmente la fuerza más poderosa de trabajo y consumo en el Mundo. Para conocer y entender los millennials haz click aquí.

También conozco varios de la vieja guardia que cuestionan este grupo poco comprometido laboralmente. Que sienten incertidumbre por estos “pobres” jóvenes que están arriesgando su vejez y su seguridad futura.

La sociedad siempre está pautando nuestro proceder con ciertos patrones que nos hacen pensar de cierta manera. Pero es cuando personas como el presidente de este banco que está por muchos años lejos de ser un millennial le lanza una cachetada a sus contemporáneos y asiduos trabajadores y les recuerda que aunque es importante tener un mañana seguro, es también muy importante estar ahí para la familia.

La vida de cada persona es como una huella dactilar, única y unas más complicadas que otras, pero está en cada uno tratar de encontrar el balance perfecto.

*Foto tomada en un viaje inolvidable a California. Para mi viajar, disfrute del hoy y recuerdos del mañana.

 

Advertisements

4 thoughts on “Simplemente me harté

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s